La empresa alicantina Poveda Textil, dedicada a tejidos sostenibles para el calzado y la moda, se ha posicionado en los últimos años como la primera empresa del sector climáticamente neutra. La idea de crear tejidos ecológicos y una fabricación mucho más sostenible, surgió por la preocupación de su CEO, Gabriel Poveda, sobre el cambio climático y el impacto que genera la industria en el medio ambiente.

¿Sabías que se genera CO2 en la fabricación de un par de zapatos y de sus componentes? Según un estudio realizado por Inescop, Centro Tecnológico del Calzado, en el marco del proyecto de innovación europeo LIFE CO2Shoe, un par de zapatos puede generar una emisión de gases de efecto invernadero de 6,145 kg de CO2e. Lo que se conoce como huella de carbono. La huella representa el volumen total de gases de efecto invernadero provocado por las actividades económicas.

De estos gases emitidos en la elaboración de un par de zapatos, alrededor del 59% se producen durante la fabricación de los componentes y materiales para el calzado. Por ello, Poveda Textil, ya desde sus inicios, siempre ha querido reducir y compensar su huella de carbono apostando para ello por una moda más sostenible.

El sello Reduzco y Compenso del Ministerio

Reducir el impacto de la huella de carbono es posible implantando un modelo de desarrollo sostenible y llevando a cabo el cálculo de la huella de carbono. Ese cálculo se tiene que realizar durante 4 años para poder ver la reducción de la huella de carbono en la empresa y así poder compensarlo. Poveda Textil cuenta con el sello Reduzco y Compenso otorgado y certificado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico desde el año 2017.

Desde este año, la compañía ha logrado reducir un 37,40% los gases invernadero emitidos por cada metro lineal de tela fabricado. En los últimos años, ha realizado muchos cambios a nivel interno con el objetivo de lograr posicionarse como la primera empresa del sector climáticamente neutra. También ha llevado a cabo la renovación del parque de vehículos por otros más eficientes en el consumo de energía o que emplean energías menos contaminantes, todo ello con el fin de seguir reduciendo sus emisiones y optimizar el uso de los recursos para conseguir un desarrollo sostenible.

Comprometidos con la reforestación 

Poveda Textil colabora con el proyecto de sostenibilidad corporativa Refo-RestaCO2 que vela por contrarrestar el cambio climático. Cooperando con esta iniciativa, la firma ha logrado compensar la huella de carbono, gracias a su apuesta por la reforestación en zonas desfavorecidas o degradadas de Burgos.

Gracias a esta campaña de reforestación, Poveda Textil también contribuye a la generación de empleo local gracias a la plantación y mantenimiento de las masas forestales; a aumentar los ingresos de las empresas locales a través de viveros, negocios de alquiler de equipos, etc.; dotar de un nuevo espacio de ocio y senderismo a los habitantes y potenciales turistas; y proporcionar mejores oportunidades para los agricultores de las tierras.

En el marco de esta línea de actuaciones, la última apuesta de la compañía por el mercado sostenible es el cálculo de la huella hídrica. Este es un indicador de sostenibilidad que mide el consumo y la contaminación del agua dulce producida por la actividad.

El cambio climático es uno de los principales retos de la humanidad en estos últimos tiempos. Poveda Textil tiene muy claro que las empresas del sector de la moda y el calzado tienen en sus manos la gestión de los recursos naturales y la responsabilidad social para hacer de este planeta, uno mejor.

 

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.