INESCOP, en el marco del proyecto PROMATSHOE II, trabaja en el establecimiento de protocolos basados en métodos analíticos que permitan la identificación y cuantificación del contenido real de producto reciclado presente en los componentes o materiales que configuran el calzado.

Gracias a estos protocolos, las empresas podrán garantizar el contenido de reciclado que está presente en su producto y, por tanto, mejorar su comunicación en términos de sostenibilidad.

El proyecto PROMATSHOE II ha solicitado su financiación al Instituto Valenciano de Competitividad Empresa (IVACE) y los Fondos FEDER.

 

El Centro Tecnológico del Calzado (INESCOP), en colaboración con empresas fabricantes de materiales sostenibles para calzado de la Comunidad Valenciana, trabaja en el desarrollo de protocolos de análisis que permitan la identificación y cuantificación de los recursos renovables incorporados en la formulación de los nuevos materiales. El fin último del proyecto PROMATSHOE II, el cual ha solicitado su financiación al IVACE y los Fondos FEDER, es facilitar la comunicación y la transparencia de las empresas que apuestan por la sostenibilidad con datos reales y tangibles.

La producción y distribución de nuevos materiales sostenibles se ha disparado en los últimos tiempos, sin embargo, «no existe un control de la cantidad real de material sostenible que está presente en los materiales y componentes que se emplean en la fabricación de calzado», asegura Gemma Rubio, investigadora principal del proyecto PROMATSHOE II en INESCOP. Esto es debido, explica la investigadora, a que en la actualidad «las certificaciones empleadas analizan la trazabilidad de los materiales en lotes de producción y estiman un porcentaje promedio al inicio de producción y no en el producto final».

 

 

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.