ROBOTS PARA EL DESMOLDADO DE PISOS INYECTADOS

El Centro Tecnológico del Calzado, INESCOP, en el marco del proyecto europeo SoftManBot, trabaja en el desarrollo de un sistema robótico para el desmoldado de pisos, con el fin de proteger la salud de los trabajadores, así como liberarles de tareas repetitivas que precisan de mucha fuerza.

La industria del calzado, tradicionalmente manufacturera y escasamente automatizada, suele apoyarse en maquinaria convencional sencilla, muy enfocada a obtener un buen producto final, pero sin tener en cuenta condiciones ergonómicas, propiciando entornos laborales de riesgo.

La tarea de desmoldado de pisos inyectados es un claro ejemplo de ello. Muchas veces la complejidad de extracción de estos pisos va ligada a exigencias de la moda, y la tendencia se dirige a diseños cada vez más atractivos desde un punto de vista estético, pero a su vez, más complejos desde el punto de vista de la fabricación.

En el proceso normal, el operario coloca diferentes adornos, piezas técnicas o sellos de marca, tras lo cual comienza el ciclo de máquina. Tras la inyección, cuando el molde alcanza una temperatura adecuada, el operario es responsable de extraer los pisos, lo que requiere destreza y aplicación de fuerzas elevadas, además de favorecer posturas de riesgo. Si a esto añadimos la repetitividad de la tarea, la posibilidad de que el operario sufra lesiones a medio y largo plazo se incrementa exponencialmente, por lo que se plantea delegar la responsabilidad de la extracción de los pisos a un sistema automático, supervisado por el operario.

Y para ello nació el proyecto SoftManBot, un proyecto industrial que pretende el desarrollo de un sistema robótico holístico y transversal para la manipulación de materiales deformables y flexibles empleados en la fabricación de calzado, juguete, textil y neumáticos.

En el caso del calzado, INESCOP identificó y alineó los objetivos globales de SoftManBot con las necesidades de la tarea de desmoldado de pisos inyectados para, junto a otros socios del proyecto, trabajar en su automatización.

La robotización de esta tarea presenta un gran reto a nivel tecnológico por la diversidad de los materiales inyectados y modelos producidos, lo que conlleva una gran variabilidad en las estrategias de extracción. Para ello, INESCOP, junto a su socio industrial Platinher Urban, han escogido una muestra de 12 modelos representativos de las diferentes peculiaridades de la tarea.

Además, alcanzar esta solución industrial, garantizaría la seguridad de los operarios que pasarían a compartir espacio de trabajo con un robot, creando así un sistema flexible y adaptable a diferentes entornos.

Para conseguirlo se está trabajando con los últimos avances tecnológicos, como el uso de Inteligencia Artificial, que dota al sistema robótico de visión capaz de identificar el mejor punto de agarre o para la generación de trayectorias de extracción que se asemejen en destreza y efectividad a las realizadas por los operarios, o en el desarrollo de pinzas robóticas inteligentes capaces de detectar deslizamientos en el agarre y de recuperarse si se produce.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortescort istanbulescort istanbulescort istanbulescort istanbul
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortescort istanbulescort istanbulescort istanbulescort istanbul
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortescort istanbulescort istanbulescort istanbulescort istanbul
porno izleporno izleporno izleporno izleporno izleporno izleporno izleporno izleporno izleporno izleporno izleporno izle