El palmeral de Elche pertenece a la historia de nuestro país y de Europa. Tanto es así que el 30 de noviembre del año 2000 fue declarado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Su presencia es tan antigua que han sido muchas las civilizaciones que han contemplado el exuberante exotismo de estas bellas palmeras. Fenicios, romanos y musulmanes contribuyeron a su cuidado y crecimiento.

Las palmeras ilicitanas son motivo de orgullo para la ciudad y son un importante motor económico para la provincia, al igual que la industria del calzado. A lo largo de diversas generaciones, muchas familias han trabajado, y trabajan, con excepcional maestría tanto las hojas de palma como el calzado de Elche.

El paso del tiempo no ha hecho mella en la asociación de estos dos sectores tan emblemáticos para la zona. Al contrario, actualmente su relevancia ha aumentado gracias a la labor de investigación llevada a cabo por Componentes Sostenibles, empresa puntera en la creación de nuevos materiales sostenibles para la industria del calzado, que esta temporada sorprende al mercado con el lanzamiento de Palmielx, una innovadora línea de materiales producidos a partir de los restos originados por la poda de las palmeras.

Al cabo del año la ciudad de Elche tiene que destruir 3.000 tn. de residuos de palmera, una situación que genera un elevado coste a la población.

Conocida y estudiada la problemática, Componentes Sostenibles comienza a investigar cómo reciclar la hoja de palmera para crear un producto sostenible y ecológico. Al poco tiempo el departamento de I+D+i de la compañía da con la solución: componentes elaborados con palmera a los que la empresa denomina Palmielx.

En su inicio, esta gama de materiales se ha utilizado para fabricar suelas de goma con un mínimo del 20% de poda de palmera. Próximamente estarán disponibles también refuerzos para calzado y complementos, es decir, topes, contrafuertes y soportes, con un mínimo del 30% de poda de palmera, reduciendo así la huella de carbono en comparación con otros componentes.

Para Componentes Sostenibles ha resultado esencial descubrir este novedoso insumo gracias al cual ha conseguido mejorar la responsabilidad social corporativa de muchos negocios.Está claro que la compañía apuesta por un modelo económico responsable y sostenible. En este sentido, Alberto Andreu, fundador de Componentes Sostenibles, considera que “la supervivencia de una marca en el mercado depende de la producción de calzado sostenible. Y nada mejor para ello que añadir un producto tan típico como la palmera en tu producción”.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.