tube-bender-2819137

Reduce los costes de producción y permite el calzado a la medida
Hablar de robótica en el sector del calzado ha dejado de ser un supuesto de futuro. Lo cierto es que, en estos momentos, el uso de robots optimiza los procesos de producción, que tiene como resultado el ser mucho más competitivos.

Sería la oportunidad de fabricar de nuevo en los países europeos por la reducida influencia que tendría el coste de la mano de obra. Actualmente, la mayor parte de la producción mundial se está en los países en desarrollo, con mano de obra barata y laxitud en la legislación.

Uno de los gigantes del sector deportivo como es Adidas expresa que: “Los robots serán más importantes que nunca en nuestras fábricas”. Esta multinacional de artículos deportivos ha abierto su primera fábrica de zapatillas totalmente automatizada en Alemania.  Esta propuesta forma parte de una tendencia a la que se están uniendo muchas empresas para traer de vuelta la fabricación a su lugar de origen y producir cerca de donde tienen un mayor consumo de sus productos. Esto es debido a que el sector se encamina hacia una especialización de la producción.

Adidas ha firmado un acuerdo para obtener la tecnología del grupo de ingeniería alemán Manz, que le permitirá diseñar y fabricar componentes de zapatos hechos a medida en un nuevo tipo de planta automatizada llamado Speedfactory. Además, la compañía ha estado trabajando con el gobierno alemán, con académicos y con empresas de robótica en las nuevas tecnologías con las que espera cambiar significativamente la industria del calzado, según informa la agencia Reuters.

En este contexto, la firma quiere acelerar los plazos de entrega de sus productos y reducir los costes de transporte. Este proyecto es el resultado de la iniciativa de Adidas para intentar atrapar a su gran rival, Nike,la cual, ha innovado con la creación de sus zapatillas Flyknit, que están hechas de fibra de máquina de punto.

La clave para trasladar la fabricación de calzado más cerca de los mercados occidentales han sido las tecnologías, las cuales, reducen la necesidad de contratar trabajadores para su producción. De esta forma, se observa cómo la inversión en robots es el único factor para volver a traer a Europay aEstados Unidosla fabricación en mercados asiáticos.

La empresa Adidas, ha  localizado esta fábrica en el sur de la ciudad alemana de Ansbach, cerca de su sede de Herzogenaurach. Además, ha presentado una de las novedades de la planta, se trata de una impresora 3-D que fabrica rápidamente la suela del calzado para que se pueda adaptar a los pies de una persona en concreto.

Otro caso es el de calzado Keen, creador de Uneekbot, una fábrica pequeña que consiste en un robot capaz de producir modelos personalizados de su línea de zapatos Uneek en sólo seis minutos. Este es un robot ahorrador de espacio y  se  instalará en sus tiendas. La solución radica en dos brazos robóticosy una tableta que actúa como controlador. Uneekbot obtiene información sobre las preferencias del comprador (colores, diseño o medidas) para personalizar los zapatos. A continuación, los fabrica en menos tiempo y finalmente, se le entregan al cliente en la misma empresa, eliminando el transporte del producto hasta el establecimiento. La tecnología ya está activa en la tienda de Keen en Tokio (Japón) y pronto se instalará en Salt Lake City (EEUU).

Es importante remarcar que una de las características de mayor interés en la robotización de una fábrica estriba en que no hay que detener la producción para obtener prototipos ni modelos especiales.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.