gutermann

El origen de un resultado de costura irregular puede ser muy variado. Con frecuencia, el hilo de costura no presenta una superficie muy lisa, o el recubrimiento del hilo afecta a sus propiedades de deslizamiento en función de la velocidad de costura. A veces, el grosor del hilo no es el mejor para la máquina de coser, y puede ocurrir que elijamos una aguja demasiado gruesa o fina.

Más problemas surgen cuando el hilo inferior es demasiado fino para el hilo superior, o si se cose a tirones. Coser a través de cola que todavía no se ha endurecido también puede dar pie a un resultado irregular.

Agujeros de puntada poco acertados o excesivos
La causa de unos agujeros de puntada excesivamente grandes respecto al grosor del hilo superior puede ser una aguja demasiado gruesa o una punta de aguja incorrecta. Sin embargo, por las reclamaciones se sabe que, muchas veces, los agujeros de puntada no se expanden hasta que no se utiliza el zapato.

En este sentido, cabe considerar distintas razones. Puede ser que el hilo superior e inferior se cosieran con una tensión del hilo excesiva, o que el hilo posea una elasticidad demasiado grande. Unas propiedades de deslizamiento desfavorables de los hilos de costura también pueden generar los problemas anteriores, así como una densidad de puntada menor y la subsiguiente insuficiencia del hilo.

Rotura del hilo por una elongación insuficiente del hilo
Cuando se pasa el hilo por las hormas, las costuras se elongan considerablemente en función de su ubicación. A menudo, incluso más que con el uso continuado del zapato. Si la elongación del hilo es insuficiente, se puede dañar la costura y romper el hilo inferior.

La falta de elongación del hilo tiene orígenes diversos. Puede ocurrir, por ejemplo, que el entrelazado de la puntada se produzca por la parte inferior o que el hilo inferior sea demasiado fino para el hilo superior. Una densidad de puntada demasiado baja o unas propiedades de deslizamiento del hilo poco favorables agravan el problema.

El resultado: hay que coser con unas tensiones del hilo mayores. Con frecuencia, se cree que un hilo de costura con una elongación especialmente alta resulta en una costura igualmente flexible. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los hilos de costura altamente flexibles exigen unas tensiones del hilo igual de altas. Mientras se cose, sobre todo si se emplean hilos con un grosor fino, se pierde parte de elongación, por lo que esta desaparece en la costura resultante.

Rotura de costuras interiores en el talón
La costura interior en el talón es habitual en los zapatos elegantes para mujer. Cuando se aprieta, esta costura se expone a una carga importante a nivel de estabilidad y elongación. Por consiguiente, es imprescindible trabajarla con atención, ya que de lo contrario se puede romper la costura y dañar el cuero.

La causa de ello es, por ejemplo, el uso de agujas demasiado gruesas o formas de punta de aguja inadecuadas. Asimismo, las tensiones del hilo excesivas, una densidad de puntada demasiado baja o unos hilos superior e inferior no armonizados, así como un cuero demasiado rebajado, también pueden suponer un problema.

Por norma general: para conseguir una costura de calidad, duradera y económica, el cuero, el hilo de costura, el grueso y la punta de la aguja, así como la técnica de fabricación, deben estar perfectamente armonizados.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.