Marca-Inov-8

El grafeno tiene en el sector del calzado y en el del textil, así como en muchos otros sectores, un amplio espectro de aplicaciones. Algunas de las soluciones más espectaculares e innovadoras tienen que ver con el concepto de la electrónica aplicada a las prendas de vestir y a los complementos.

Aparte de transformar la ropa, el calzado, los bolsos y otros accesorios en dispositivos electrónicos, esta revolucionaria materia aporta otros grandes beneficios entre los que destacan la posibilidad de crear tejidos antibacterianos que podrán utilizarse en quirófanos y con los que además se harán vendas. También protegerá los zapatos de la electricidad estática y permitirá fabricar calzado antibacteriano y sin olor. Asimismo, permitirá desarrollar tejidos más flexibles, resistentes y que incluso repelarán las manchas.

Abundando en las virtudes de este producto cabe resaltar que un metro cuadrado de grafeno sólo pesa 0.77 miligramos, y además es 100 veces más fuerte que el acero, cinco veces más ligero que el aluminio y su densidad se acerca a la de la fibra de carbono.

Por todos estos motivos el grafeno ha comenzado a utilizarse paulatinamente en la industria. Considerado como el material del futuro, este elemento, valorado por ser uno de los más fuertes y resistentes del mundo, comienza a estar presente en muchos sectores por el amplio abanico de posibilidades que ofrece a los fabricantes.

En este sentido, los estudios llevados a cabo sobre este producto han demostrado que su utilidad resulta ilimitada. Se puede emplear tanto para realizar piezas dentales y sensores biomédicos como para construir edificios y aviones. En el ámbito deportivo se usará para hacer zapatillas deportivas, raquetas de tenis, esquís, entre otros.

Calzado más fuerte, elástico y ligero
En el sector del calzado los beneficios serán inauditos. Por ejemplo se podrán fabricar artículos 50 veces más resistentes y flexibles. El uso del grafeno mejorará la fuerza y la propiedad antideslizante de las suelas, además de aumentar su resistencia. Las zapatillas hechas con este material serán más duraderas, más elásticas y más fuertes y ligeras en comparación con otros zapatos deportivos. Asimismo, esta sin igual materia tiene una enorme capacidad de absorción de líquidos, peculiaridad ésta que permitirá al pie estar limpio y fresco, y que ayudará a prevenir lesiones graves.

Uno de los elementos químicos más importantes de la naturaleza
El carbono, que se encuentra en todos los seres vivos, se considera uno de los elementos químicos más importantes de la naturaleza. Según se distribuyan sus átomos este elemento puede formar sustancias con distintas características. Una de estas materias es el grafeno. 
Este material se obtiene a partir del grafito un componente abundante en la naturaleza y que forma parte de nuestra vida cotidiana, pues se emplea para fabricar objetos tan dispares como la mina de los lápices o algunos ladrillos.

El grafeno se conoce desde la década de 1930 pero su investigación se descartó por considerarlo demasiado inestable. No fue hasta principios de este siglo, en el año 2004, cuando dos científicos de origen ruso, Novoselov y Geim, consiguieron aislarlo a temperatura ambiente. Un descubrimiento que en el año 2010 les valió el Premio Nobel.
Actualmente el uso del grafeno resulta limitado debido al costoso método tradicional utilizado para su obtención. Un proceso que da lugar a una cantidad insuficiente para desarrollar cualquier tipo de fabricación industrial.

Actualmente, se comercializa el grafeno bajo dos formas en lámina y en polvo. El primero es de alta calidad y se emplea en campos como la electrónica, la informática o incluso la aeronáutica, donde se requiere un material muy resistente. Su producción es actualmente muy costosa. El segundo se usa en aquellos sectores que no requieren de un material de alta calidad. Su proceso de obtención es más barato por lo que se pierden parte de sus excelentes propiedades.

Avanzando hacia la obtención de un grafeno más barato
Precisamente uno de los principales escollos que dificulta la utilización masiva del grafeno en la industria es su costoso y complejo proceso de producción que se lleva a cabo mediante la utilización de gases comprimidos explosivos. No obstante, esta situación parece que puede cambiar a corto plazo tras el increíble descubrimiento realizado por los científicos de la agencia australiana CSIRO. Este grupo de investigadores ha conseguido fabricar grafeno a partir del aceite de soja. El sistema se basa en calentar el aceite hasta que se descompone en unidades de construcción de carbono esenciales para la síntesis del grafeno, y enfriarlo rápidamente en un papel de níquel. Según estos expertos, se trata de un método más sencillo y seguro que logrará una producción 100 veces más barata.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.