ryukyutextile©-2

La tradicional tela bashofu tiene su origen en la región de Kijoka Ogimi, situada en la parte norte de la isla japonesa de Okinawa. Este tejido, que se elabora con las fibras de una gran planta llamada ito-basho parecido al árbol del que nace la banana, es ecológico, sostenible y resulta muy apreciado por su ligereza y flexibilidad, así como por su gran variedad de colores naturales.

La isla de Okinawa cuenta con una rica tradición de más de 500 años en el teñido y elaboración de tejidos, especialmente en la creación de telas ligeras y frescas, ideales para sobrellevar el cálido clima de la región.

Manufactura y elaboración del tejido
El proceso para manufacturar la tela bashofu se lleva a cabo en 23 pasos, todos ellos realizados a mano, desde la plantación y recogida del ito-basho hasta el trabajo de unión de las fibras del tallo para hacer el hilo conocido como u-umi con el que finalmente se acaba tejiendo la tela.
Abundando en este aspecto, dos son los grandes métodos empleados para fabricar tela bashofu: el sistema “Ni-ga-shi”, basado en refinar la madeja antes de tejer la tela, y el método utilizado en Kijoka, que lleva a cabo la depuración de la fibra después de fabricar el tejido.

El primer proceso se utilizaba principalmente durante el período dinástico para desarrollar las telas de los trajes de los samurai, mientras que la segunda opción de fabricación se pone en marcha durante el comienzo de la Segunda Guerra mundial para hacer la ropa de verano de la población de la isla.

La precursora de este tejido fue Toshiko Taira. Al finalizar la segunda guerra mundial Toshiko comenzó a trabajar en una fábrica de Kurashiki Boseki donde tuvo su primer contacto con la manufactura de tejidos.

Junto con otras tres mujeres originarias también de Kijoka, y animadas por el presidente de la empresa, aprendieron el arte de tejer con Kichinosuke Tonomura, antiguo director del Museo de Artesanía Popular de Kurashiki. Poco tiempo después, al regresar a Kijoka, Toshiko llevó a cabo un audaz trabajo para renacer el bashofu,

En 1972, coincidiendo con el retorno de Okinawa a la soberanía de Japón, Bashofu fue designado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Prefectura y Toshiko Taira fue elegida su conservadora. Dos años más tarde, Bashofu fue designado Patrimonio Cultural Inmaterial Nacional y la Asociación para la Preservación de Bashofu de Kijoka, fundada por Toshiko, recibe la designación de asociación conservadora.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.